Donar un poco de vida

banco-sangre-PalmaSoriano

Banco de Sangre Municipal '30 de Noviembre' (Foto: Domingo A. Sánchez Ríos)

Palma Soriano. - Los donantes voluntarios de sangre están dotados de una sensibilidad especial. No solo enorgullecen a sus familias sino a la sociedad toda. Ellos, más allá de temores a las agujas y pinchazos, les impulsa el deber y el humanismo, ese que devuelve la salud y bienestar a otras muchas personas con determinado padecimiento.

En el oriental municipio Palma Soriano radica desde hace años uno de los mejores centros de extracción de sangre que existe en la provincia de Santiago de Cuba. Profesionales altamente capacitados procesan los componentes sanguíneos imprescindibles para intervenciones quirúrgicas, la elaboración de medicamentos u otras atenciones médicas.

Desde el Banco de Sangre Municipal, de conjunto con estructuras sociales comunitarias, se realiza la captación y se garantiza así la renovación constante de la cantera de donantes. Los centros laborales devienen también en idóneos espacios para sumar más voluntarios. Así hasta hoy y desde 1962, el Ministerio de Salud Pública con el apoyo de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) materializan una de las tareas más hermosas y humanas.

En una oportunidad dijo el líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz: “Se trata de la gran lucha contra las enfermedades que quieren robarle la vida al ser humano… en este caso se trata de salvar vidas, de llevar la posibilidad de recuperar su salud a cientos de miles de personas”.

Miles son los palmeros y palmeras quienes por años integran el batallón de los que ayudan a salvar vidas. Hombres y mujeres en gesto altruista extienden sus brazos para donar esa sangre necesaria y vital.