EE.UU. fortalece la frontera con México con apoyo militar adicional

EE.UU. fortalece la frontera con México con apoyo militar adicional

Palma Soriano.- El Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) prorroga la presencia de sus militares en la frontera sur para detener el avance de los migrantes.

“En respuesta a la solicitud del Departamento de Seguridad Nacional del 27 de diciembre de 2018, el secretario interino de Defensa, Pat Shanahan, aprobó la asistencia del Departamento de Defensa al Departamento de Seguridad Nacional hasta el 30 de septiembre de 2019”, comunicó el lunes el Pentágono.

Según ha publicado el canal estadounidense de televisión CNN, este apoyo militar solicitado por el Departamento de Seguridad Nacional es una ayuda extra al soporte que la Casa Blanca busca recibir del Pentágono para la construcción del controvertido muro fronterizo.

El documento anunció también el aumento de las actividades de vigilancia móvil en los puestos de entrada en la frontera suroeste y la colocación de alambres de púas entre los puertos de la zona. Anteriormente, fueron instalados más de 16 kilómetros de obstáculos de alambre en Texas (sur), Arizona y California (suroeste).

El Pentágono seguirá con el apoyo aéreo que ofrece a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) para facilitar el acceso de su personal a las ubicaciones situadas a lo largo de la frontera.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, quien tilda la marcha de los centroamericanos hacia el país norteamericano de “invasión”, ordenó el despliegue de unos 5800 soldados estadounidenses en la frontera con México. El costo de este despliegue, conforme afirma la CNN, se estimó en unos 132 millones de dólares; la nueva decisión del Pentágono costará 308 millones de dólares.

Trump ha asegurado que las tropas estadounidenses estarán estacionadas en la frontera sur del país el tiempo que sea necesario; trabajarán para reforzar el cruce de la frontera en Tijuana y evitar el paso de migrantes ilegales a través del oeste de México.

El Gobierno estadounidense tenía programado replegar, hasta el 15 de diciembre, a 2300 soldados desplegados en la frontera, pero su regreso fue pospuesto hasta finales de enero a petición del Departamento de Seguridad Nacional.

El inquilino de la Casa Blanca ha endurecido las normas para la inmigración y excluye del derecho de asilo a las personas indocumentadas que entren en el país por la frontera con México, además de anunciar que cortará la ayuda financiera a Guatemala, Honduras y El Salvador por no detener la ola migratoria.

Tomado de Hispantv