CMKZ Radio Baraguá

Domingo 20 de Abril de 2014 05:10

Está aquí: Inicio Noticias Palma Soriano ¨El 26 de julio es historia viva: luminosa y heroicamente viva¨, expresó Chávez

Noticias

¨El 26 de julio es historia viva: luminosa y heroicamente viva¨, expresó Chávez

chavez-conf-trPalma Soriano.- El Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, envió el 25 de julio de 2011 un saludo a Raúl Castro y al pueblo de Cuba en el marco de la celebración por el 26 de Julio, Día de la Rebeldía Nacional.

La Redacción Digital de Radio Baraguá rememora estas palabras del fallecido Comandante Supremo Hugo Chávez,  quien conquistó con su ejemplo y dignidad revolucionaria la gloria de Latinoamérica, el Caribe y otras naciones de mundo.  (Por: María M. Jerez Valón)

A continuación texto enviado por Chávez:

Vaya un saludo bolivariano, revolucionario y socialista junto con la renovada expresión de nuestro infinito cariño por el hermano Pueblo cubano: un Pueblo al que la gratitud le es tan debida como la admiración.

Un nuevo aniversario del Asalto al Cuartel Moncada: un nuevo aniversario de aquel glorioso 26 de julio de 1953 que cambió, para siempre, la historia de Cuba. El 26 de julio es historia viva: luminosa y heroicamente viva. Y que nos desafía a seguir su permanente ejemplo de dignidad.

Hay enigmas en la historia de los Pueblos que solo el compromiso, la mirada clara y el espíritu combatiente logran resolver. Moncada fue y sigue siendo en la historia de Cuba, así lo creo, el mayor enigma resuelto, visto a la luz de lo que terminó convirtiéndose en el sendero revolucionario que ha marcado el destino del Pueblo de José Martí.

El 26 de julio de 1953, literal y metafóricamente, se consumó un asalto: una irrupción hecha de pura cubanía en la que, en pleno centenario del Natalicio del Apóstol, el honor de todo un Pueblo, encarnado en la pasión y el coraje de aquel grupo de jóvenes, decidió abrirse paso y levantar las armas con el supremo propósito de torcer los tiempos oscuros del oprobio y vislumbrar el horizonte franco de la grandeza patria. En realidad y en verdad, Raúl, ustedes dieron un asalto al porvenir.

No puedo dejar de recordar aquel verso impresionante, pleno de belleza y verdad, del poeta Raúl Gómez García, héroe y mártir de aquel 26 de julio: Sintamos en lo hondo la sed enfebrecida de la patria. En su voz, resonaba la de todas y todos ustedes, porque aquella sed era común y compartida.

La imagen de aquel legendario asalto, para decirlo con el gran poeta José Lezama Lima, sigue estando plena de posibilidad: de posibilidad concreta y tangible contra todos los fatalismos. Su fuerza histórica se renueva cada día, convocándonos a dar nuevos asaltos en procura de la felicidad de nuestros Pueblos.

En el exhorto de la víspera, Fidel, en el apremio de la hora y adelantándose a los hechos, soltó esta impresionante expresión: Si vencemos mañana, se hará más pronto lo que aspiró Martí. Hoy, pasados cincuenta y ocho años de cauce histórico, podemos decir que lo que aspiró el Apóstol se ha hecho encarnación colectiva en la Cuba revolucionaria: se convirtió en una de las gestas más paradigmáticas que Nuestra América haya conocido.

¿Y qué fue y sigue siendo el Moncada hoy en día? Unas palabras tuyas de 1961, Raúl, dan respuesta cabal a esta pregunta: En primer lugar, inició un período de la lucha armada que no terminó hasta la derrota de la tiranía. En segundo lugar, creó una nueva dirección y una nueva organización que repudiaba el quietismo y el reformismo, que eran combatientes y decididos y que en el propio juicio levantaban un programa con las más importantes demandas de la transformación socioeconómica y política exigida por la situación de Cuba... Como expresó Fidel: El Moncada nos enseñó a convertir los reveses en victorias.

No en vano Fidel dijo que si tuviera la oportunidad de organizar, de nuevo, el ataque al Moncada lo haría exactamente igual, no modifico nada. Lo que falló allí fue debido únicamente a no poseer suficiente experiencia combativa. Después la fuimos adquiriendo.

Nosotros, Raúl; venimos también de convertir reveses en victorias: allí está el 4 de febrero de 1992 para corroborarlo. Lo mismo aconteció con la gesta heroica de nuestros Libertadores y Libertadoras, cuyo primer desenlace fue, aparentemente, el del fracaso, pero que se ha convertido hoy en el despertar victorioso de la Patria Grande: en el multiplicado anuncio, como bien dice Rafael Correa, de un cambio de época con nuestros Pueblos como protagonistas del más grandioso de los destinos.

¡Honor y gloria a los mártires del Moncada! ¡Honor y gloria a todos sus héroes y heroínas!

Desde el corazón del Pueblo de Bolívar, vaya un fuerte y multiplicado abrazo para ti, para Fidel y para todo el Pueblo de Martí, en este día de gloria y conmemoración grande.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar