CMKZ Radio Baraguá

Miércoles 23 de Abril de 2014 18:06

Está aquí: Inicio Noticias Recordando el Moncada Teodulio Mitchell Barbán, combatiente del Moncada y chofer de Fidel

Noticias

Teodulio Mitchell Barbán, combatiente del Moncada y chofer de Fidel

Teodulio-MichelNegro, delgado, Teodulio Mitchell Barbán nació el 17 de abril de 1924 y fue uno de los tres jóvenes palmeros que iniciaron la Revolución en su ciudad natal y terminaron siendo asaltantes a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes en Bayamo.

Uno de ellos Oscar Alberto Ortega, más conocido por Nito cayó en la acción de Santiago de Cuba; el segundo, Pedro Celestino Aguilera, Tito fue detenido en Bayamo y Teodulio Mitchell Barbán escapó hacia La Habana, luego de un período de semiclandestinaje en este territorio.

La esquina de calle Martí y Estrada Palma, hoy 26 de Julio fue el punto fijo de los pobres en busca de ganarse el pan diario.

Teodulio Mitchell Barbán, muy delgado se buscaba la vida manejando carros de alquiler o pasando paños a los automóviles marcas: Ford, Chevrolets o carros de otras firmas, parqueados en la bajada hacia la calle Moncada entre los gritos: ¡ Arriba hay pasaje para Contramaestre, Santiago, Central Palma!.

Teodulio fue un joven vivaz, la vida lo enseñó a ser audaz, entonces tuvo que dejar el colegio y dedicarse a buscar el dinero para ayudar a sostener a su familia. No obstante, alternó en estos avatares con amigos entrañables para él como: Nito Ortega y Tito Aguilera, y así pronto se vio involucrado en un grupo de muchachos revolucionarios.

Ya Aguilera lo había dicho: ¨tú comienzas con nosotros, pero no terminarás aquí en Palma¨. Teodulio le respondió luego del acostumbrado trago de café en la cafetería Oquendo, punto neurálgico de la ciudad,…¨donde vaya terminar no me interesa¨.

Teodulio Mitchell fue enviado hacia La Habana en una guagua con la ruta Santiago-Habana, al llegar a la capital cubana se dirigió hasta la casa donde residía Fidel Castro donde es encaminado por la compañera Melba Hernández. Era la primera vez que Mitchell viajaba a la Habana, se sintió impresionado pero se sobrepuso y montó en un carro de alquiler y se dirigió a la dirección ofrecida por Melba a la calle Nicanor del Campo, número 203.

Por fin llegó, Fidel lo recibió y nada mas de verlo, le tomó aprecio. El fino olfato del líder de la Revolución Cubana le indicó que en aquel palmero, negro y sorprendido, había todo un cubano. Mitchell se entrevistó con Fidel, Jesús Montané, Tizol y otros compañeros revolucionarios y es nombrado instructor militar pues en su juventud había incursionado en el Ejército como guardia jurado. Así y durante varias semanas, Mitchell enseñó tiro e infantería a diversos grupos de revolucionarios de todo el país y se alojó en la calle Príncipe número 65 en casa de un hermano para no gastar mucho dinero.

Se concretó el viaje hacia el destino ulterior de la Revolución y Teodulio Mitchell Barbán montó en un carro, marca Buick , del año 52 y a su lado se incorporó Fidel Castro. El carro tomó rumbo hacia las afueras de la Habana hasta llegar a Matanzas. Nadie habla y solo Fidel observa algunas anotaciones en una libretita de bolsillo que ubicó cerca de la pizarra del carro para intentar leerlas.

La máquina que Barbán manejaba fue detenida por Mora, un cabo que se acercó a ellos en el Cuartel de la guardia rural. Hubo tensión dentro del carro, el cabo reconoce al palmero Barbán, lo saluda e hizo un gesto como diciéndole: …Dále. El Buick pasó el puente, acelerando su paso, para dejar pasar el mal momento.

Luego del Moncada, los sobrevivientes se retiran y Nito Ortega es herido en una pierna. Teodulio recibiendo órdenes de Fidel lo rescata en un auto para llevarlo hacia Palma Soriano y protegerlo. Los sigue una máquina con otros revolucionarios armados y Nito ordena parar y pasó el auto, desoyendo la petición de Mitchell, la misión era dirigirse al monte. Teodulio dejó su carro y siguió la travesía a pié, tras un arduo recorrido en carros diferentes llegó a Palma.

Posteriormente intentó iniciar su vida tranquilo, pero es alertado por unos amigos que unos esbirros de la dictadura de Batista, del Servicio Secreto Militar, lo tenían ficha o tras los acontecimientos del asalto al Cuartel Moncada.

Asesinado su amigo Nito Ortega en el Moncada, Mitchell partió nuevamente hacia La Habana y vivió allí semiescondido y colaboró con el Movimiento 26 de Julio hasta la madrugada del triunfo de la Revolución, el Primero de Enero de 1959.

Antes de su muerte, Teodulio Mitchell volvió varias veces a Palma, a su ciudad natal y caminó sus calles, su barrio nombrado La Ceiba, paseó por el parque ¨José Martí¨ y otros sitios palmeros agradables para él y llenos de recuerdo.

En una de sus visitas a la ciudad del Cauto imaginó como si sus amigos de juventud: Nito Ortega y Aguilerita fueran aparecer por las calles de Palma o en la esquina de la cafetería Oquendo.

Teodulio Mitchell falleció en la Habana el 11 de noviembre de 1992.