CMKZ Radio Baraguá

Domingo 20 de Abril de 2014 17:04

Está aquí: Inicio Secciones Ciencia y Tecnología

La electrónica del futuro es ADN

adnUn equipo de científicos de la Universidad de Stanford (EE UU) ha desarrollado un nuevo método para fabricar componentes electrónicos microscópicos con grafeno. Para ello se han ayudado de moléculas de ADN, con las que han dado forma al resultado final.

 Según sus creadores, esta tecnología –todavía en estado incipiente y poco precisa– puede representar una manera rápida y barata de superar los límites del silicio.

El silicio es el elemento preferido para la fabricación de componentes electrónicos. Pero se cree que las tecnologías actuales están cerca del límite físico de lo que es posible, tanto en términos de miniaturización como de potencia. Entre los candidatos a sustituir a este material está el carbono. En concreto el grafeno, una malla de un átomo de grosor ordenada en forma de panal de abeja.

Pero crear grafeno no es fácil. Y menos aún, crearlo con las dimensiones y la forma adecuada. El grupo de investigadores de Stanford, dirigidos por la doctora Zhenan Bao, ha diseñado un método que aprovecha las moléculas de ADN –que contienen codificada la información genética de los seres vivos– para crear pequeñas cintas de grafeno a voluntad. «Necesitamos un material que nos permita fabricar transistores más pequeños, que puedan funcionar más rápido y usen menos energía», explica la investigadora en un artículo publicado por su universidad. Su apuesta pasa por fabricarlos a base de unir estas láminas unas con otras.

«Sin embargo, como uno podría esperar, crear algo que solo tiene un átomo de grosor y entre 20 y 50 de ancho es todo un reto», aseguró otro de los responsables del trabajo, Anatoliy Sokolov. Se les ocurrió usar hebras de ADN, para el que ya existen tecnologías que permiten darle forma, como plantilla.

Mediante varios procesos químicos fueron capaces de extraer átomos de carbono del gas metano y del propio para fijarlo en forma de grafeno, en las dimensiones requeridas. Y no solo eso, sino que crearon transistores funcionales con estas estructuras. «Hemos demostrado por primera vez que se puede usar ADN para crear cintas estrechas y con ellas hacer transistores», afirmó Sokolov. Estos elementos, fundamentales para la electrónica, son los que activan o desactivan el paso de la electricidad.

Aun así, explica el artículo, la técnica todavía no está refinada, y ofrece resultados dispares. Si logran mejorarla, los autores creen que puede llegar a tener viabilidad comercial puesto que «es altamente escalable, ofrece una alta resolución y unos costes de manufactura reducidos».

Tomado de Canal Innovando