Mi voto por Cuba

elecciones-cuba-2017

Palma Soriano. - Como si fuera un partido de fútbol, estamos en tiempo de descuento. Cada minuto vale y solo se reajustan detalles para ese gran día festivo que es el domingo 26 de noviembre, día de elecciones generales.

Pasará a la historia, a la posteridad, como otra victoria de la democracia, del sistema sociopolítico cubano, del socialismo, y la Revolución. La próxima jornada de elecciones será el respeto eterno al Comandante en Jefe Fidel Castro.

El reclamo de “Mi voto por la Patria” no es mera consigna, ni mucho menos fruto de una maquinaria de la campaña electoral. Es mandato de la Patria, que puede exigir a sus hijos mayor entrega. Condicionar el voto, no asistir a las urnas, esgrimiendo un compromiso no cumplido por parte de cualquier directivo o funcionario; por un camino no arreglado, o una pipa de agua que nunca llega, es condena que se hace el propio elector.

Más que el gusto, la amistad o la vecindad con uno de los candidatos, está la esencia de conformar una Asamblea con hombres y mujeres, jóvenes y adultos, con capacidad, méritos y compromiso. Es ahí el empeño primero por perfeccionar los órganos del Poder Popular; cuya base es un delegado con alcance, visión, decisión, y liderazgo comunitario, que cuando se juntan solidifican la base social.

Mi voto por la Patria, Mi voto por Cuba, tiene el fundamento base de que estamos haciendo más Revolución; que estamos cumpliendo con la necesidad de continuar perfeccionándola desde dentro. Dar la espalda al amigo y volver poco después, cuando todo brilla, es cobardía.

Mi voto y el de mi familia, por la Patria, más que para que os contemple orgullosa, es lealtad a la Revolución, que nos dignificó.