Historia de un barrio de Palma Soriano conocido como El Fanguito

Palma Soriano.- Hasta el año l960 más o menos, el Reparto San Antonio, que llevaba ese nombre por ser sus terrenos propiedad de Don Antonio Casas y Fernández, millonario de origen, gallego proveniente de la aldea de Reboiro, municipio de O Incio, Provincia de Lugo, Galicia, corría desde la Calle 21 hasta el puente del Ferrocarril y bordeando el cañón del Río Cauto hasta el Puente en la Carretera Central. De esos terrenos, a partir de la línea del tren eran segregados 50 metros a favor de la Cuban Railroad, matriculada en la Habana en el año l908 como Compañía (Cia) Cubana de Ferrocarriles, nombre criollo para la dueña norteamericana. Estos 50 metros, a partir del Paradero, serian para que la Cia, levantara un embarcadero de ganado y unos enormes almacenes hasta llegar al Camino del Indio.

Don Antonio Casas, que había comprado dichos terrenos en centavos por metro, a los gobiernos municipales en la República Burguesa, los fue vendiendo por solares a peso y pico el metro cuadrado, que no obstante a ser un precio justo reenviaba el capital invertido a los fondos bancarios del magnate con ganancias milenarias. La Carretera Central era el borde del Reparto, desde Calle 2l y hasta el puente del Río. De esa forma, cientos de familias de pobres de esta ciudad pudieron adquirir sus terrenitos y levantar casuchas y tener parte del sueño de los miserables, contar con un techo para sus hijos, aunque esta no fuera la filantropía del millonario gallego. El Reparto San Antonio acogió en sus predios además, a unas cien casitas de madera de pino canadiense, provenientes del famoso Reparto de Vista Alegre, que los Norteamericanos del Central Dos Ríos desplazaron de un terreno al Este del Ingenio para levantar allí cuatro residencias de mampostería y placa, para los norteamericanos de la Altagracia Sugar Co. Dueña del Central y un campo de Golf, en terrenos de la Vegueta de Vega Sucia, al Sur del Ingenio y colindante con el Cauto.

En el año 1959, al tomar a Palma Soriano las tropas del Ejército Rebelde, el reparto San Antonio no era mas que un terreno enorme donde ramoneaban en hermandad perpetúa caballos, chivos, carneros, puercos y otros animales que habitaban entre lagunatos cubiertos de mosquitos bajo el cantío perenne de millones de batracios.

Lo más importante que existía en San Antonio en aquellos años era una Valla para Gallos y el alto y hermoso edificio que ocupaba el colegio católico llamado EL CLARETIANO, además del edificio del Hospital “general” Juan Bautista Viñas González. Todas las demás edificaciones del Reparto San Antonio eran casitas de medio pelo, sin aceras y con ningún servicio de sanidad, proliferando los pozos negros, solo existía servicio de agua por medio de unas misérrimas plumas comunales en cada cuadra a las cuales se iban conectando los nuevos adquirientes de solares y lo mismo sucedía con el servicio eléctrico para los pocos que podían pagarlo.

Fue en los finales de los 60 que el Gobierno Municipal Revolucionario comenzó, y continuó durante los setenta a desarrollar el reparto, delimitando las cuadras, levantando aceras y cunetas, instalando servicio de agua potable, electricidad y recogiendo cuando animal cuadrúpedo deambulaba por la zona. Posteriormente, el Reparto se divide en dos partes: Barrio Hospital y Barrio La Cuba, separados solo por los documentos municipales y por el Departamento de urbanismo del Poder Local. A su vez, dadas las condiciones de insalubridad de las aguas albañales saliente del Hospital se forman infestaciones de mosquitos y varias cuadras con las calles de tierra cubiertas de aguas negras, por lo que sus habitantes y luego todos los palmeros cambian el nombre de Barrio Hospital por el de El Fanguito. El citado Reparto colindaba con el de la Cuba, en la calle ascendente de la Terminal Interprovincial de la Ciudad.

Fue entre los mediados de los setenta que el Gobierno Municipal de Palma Soriano levanta las aceras y las cunetas, a partir de la Calle 2l y hasta la cabeza del puente sobre el Río Cauto, y se abre la canalización de las aguas albañales de El Fanguito con registros para recoger las aguas lluvias que funcionban de maravilla los primeros meses, pero al llegar las lluvias de la primavera, como las calles elevadas en el parteaguas Este del reparto se mantenían de tierra, esta es arrastrada y obturaba anualmente el servicio de desague.

En la actualidad, año 20l6, los nombres de barrio Hospital o el Fanguito de Palma Soriano ha quedado olvidado poco a poco y cambiado oficialmente, sin tener en cuenta la tradición oral del palmero, por Consejo Popular La Cuba, cuando por respeto a la Historia Local aunque fuera, podrían llamarse Barrio Hospital y La Cuba los dos repartos del Consejo Popular La Cuba, pero aún es insuficiente el esfuerzo de autoridades locales y organismos, aquí, integradores del Patrimonio y Urbanismo. El folclor oral y la Historia Local apremian atención y salvaguarda.