Joyas de nuestra ingeniería civil

Acueducto Palma

Palma Soriano. - Para beneplácito de todos los que residimos en esta ciudad de Palma Soriano, aún sobreviven al paso del tiempo los 15 hidrantes instalados para el servicio de incendios desde finales de la segunda década del siglo XX.

Quienes recorren en su andar cotidiano las calles de esta localidad, los pueden observar en: Calle Martí esquina a Cisneros; Calle Paquito Borrero esquina a Martí; Calle José A. Saco, esquina a Martí; Calle Martí esquina a Chivás; Calle G esquina a 3ra; Calle 1ro de Mayo, esquina a Moncada; Calle Villuendas esquina a Los Cocos; Calle Padre Varela esquina a Las 60; Camino del Pilar, esquina a Calle 5ta de Amelia; Calle 10 de Amelia esquina Calle 5ta; Calle Paraíso, esquina a Cisneros; Calle Villuendas esquina a Nueva; Calle Lora esquina a Camilo Cienfuegos; Calle Calixto García esquina a Calle 17; Calle Martí, esquina a General La O.

Acueducto Palma - HidrantesEn la instantánea algunos de los hidrantes que conserva la Ciudad del Cauto

El hidrante es un equipo que suministra gran cantidad de agua en poco tiempo. Permite la conexión de mangueras y equipos de lucha contra incendios, así como el llenado de las cisternas de agua de los bomberos. Es una toma de agua diseñada para proporcionar un caudal considerable en caso de incendio. El agua puede obtenerla de la red urbana de abastecimiento o de un depósito, mediante una bomba.

Las obras del Acueducto de esta Ciudad del Cauto, se efectuaron por iniciativa y durante la administración municipal del doctor Juan Bautista Viñas, y tuvieron como Ingeniero, autor y consultor a Emilio Guerra Giro. Sus constructores: Manuel Fernández Ayan y José Liñero Arbaiza, según consta en una tarja a la vista pública en esa instalación, que señala en su cierre: M - CMXX - VI (1926).

El pueblo de Palma Soriano recibió con gran júbilo la inauguración de aquel nuevo Acueducto. El mencionado alcalde (Juan Bautista Viñas) tenía un amplio plan de obras públicas municipales, y resolvía así una de las necesidades más vitales: el suministro de agua.